El éxito de Elliott estimula el futuro del fútbol en San Cristóbal y Nieves
Comparte Este Articulo

El seleccionado de San Cristóbal y Nieves Devaughn Elliott (foto) en acción contra Leones Negros en la Liga de Ascenso 2016 MX el 30 de octubre 2016. (Foto: Miguel Gutiérrez / Straffon Images)

BASSETERRE, San Cristóbal y Nieves - De muchas maneras, Devaughn Elliott se erige como un símbolo de la evolución del fútbol en San Cristóbal y Nieves - y la potencia - como nación.

Después de comenzar su carrera en la liga local, el centrocampista se unió a W Connection de Trinidad y Tobago en 2013, y luego pasó al Pasaquina de El Salvador dos años después.

Ahora, en su segunda temporada con los Murcielagos de la Liga de Ascenso MX , donde militan  los destacados volantes de Trinidad y Tobago Jomal Williams y Shadon Winchester - que también formaron parte de W Connection.

El 19 de noviembre, Elliott recordó a los aficionados de vuelta a casa de su talento floreciente, cuando anotó en el empate 1-1 contra Estonia en un amistoso internacional. El resultado dejó a los Sugar Boyz en el 2017 con una marca de 5G-2E-2P, un punto de orgullo para Elliott.

"En los últimos dos años hemos sido profesionales en todos los aspectos en nuestro fútbol  desde el Presidente (Anthony Johnson) hasta los jugadores", comentó Elliot (25) que anotó en la victoria 1-0 en Andorra el año pasado.

"Todo el mundo ha jugado un papel maravilloso en nuestro ascenso como una nación futbolística. Se ha demostrado en el ranking también. Es decepcionante que estemos fuera de la competencia para clasificar a la Copa Oro, pero hay muchos aspectos positivos que avanzan y evitando la derrota ante equipos como Estonia y otros demuestran que somos un rival a tener en cuenta en el Caribe ".

Elliott es el primer jugador oriundo de San Cristóbal que juega profesionalmente en México, uniéndose a Murcielagos antes del Clausura 2016 donde ha logrado tener 19 apariciones totales de la liga. Admite que ha tomado tiempo para adaptarse a jugar en México.

"Comparado con mi paso en el fútbol de Trinidad y El Salvador, en México el juego es mucho más rápido", comentó Elliott. "También es más técnico, así que siempre hay que estar en forma, pero ha sido una buena liga para mi crecimiento y estoy contento que valió la pena tanto para el club como para el país".

Con la clasificación de San Cristóbal y Nieves para el Campeonato Sub-20 de CONCACAF 2016, Elliott cree que el futuro futbolístico de la nación es brillante.

"En la actualidad tenemos un buen núcleo de jugadores en las edades de 20 años y un poco más" "Una vez que sigan llegando nuevos jugadores como Tahir Hanley y otros, podemos aspirar a la Copa Oro del 2019. Estamos avanzando, así que todo a su tiempo. " finalizó.

Noticias Interesantes